De mal en peor: Las deudas ahogan a la productora de Tinelli y Cristóbal López

Jueves 10 de agosto del 2017 - 8:22 am
Las cosas en la productora de Cristóbal López siguen empeorando, y los problemas que afronta comienzan a reflejarse en el principal producto de la empresa, ShowMatch

Hoy se suspendieron las grabaciones del jueves y viernes, pero los verdaderos motivos se deben a la falta de dinero para pagar los derechos de los temas que sonarán en las performances de cada día.

Hoy, a las 15 y a las 18, debían grabarse los programas de “Bailando por un Sueño” de Showmatch, correspondientes a los días jueves y viernes. Sin embargo, la producción del certamen debió cancelar las filmaciones y anunciaron que ambos programas saldrán en vivo, como solía ocurrir hace algunos años.

Según Ideas del Sur, la cancelación se debió a problemas técnicos con una consola, que obligó a la producción a suspender las grabaciones. Sin embargo, otras fuentes indican que Marcelo Tinelli habría sufrido otra vez problemas de salud en relación con su voz, por lo que prefirió descansar durante esta tarde.

Por otro lado, otras versiones apuntan a un posible enojo del conductor por la baja de rating de ayer. Mientras que el lunes el programa hizo 20 puntos de rating, de la mano del beso de Fede Bal y Laurita Fernández, el martes llegaron tan solo a los 16, por lo que Tinelli habría elegido no sacar programas grabados el jueves y el viernes, ya que siempre suelen generar menos audiencia.

El problema de la falta de dinero, no solo para estos asuntos de derechos sino también es algo que viene generando inconvenientes con los trabajadores de la productora, hizo que se modifique la rutina de parejas de cara a los horarios de los contratados. Si todo sale como corresponde, y el dinero aparece para las primeras horas del jueves.

Las parejas de ese día serían: Tyago, el hijo de La Bomba, y Barby Silenzi, bailando “Pierdo la cabeza”, de Zion & Lennox; Lourdes y Usandivaras con “Chantaje”, de Shakira; Fredy Villarreal y Soledad irán con Yandel. Y si llegan a su turno, Gastón Soffritti y Agustina, al ritmo de J. Balvin. Habría que consignar que el uso de la música también hay que pagarlo.

ARTICULOS RELACIONADOS

REALICE UN COMENTARIO