Duro: Cinthia Fernández le respondió a Matías Defederico

Martes 20 de febrero del 2018 - 6:52 am
Desde Villa Carlos Paz, la modelo manifestó su tristeza por la situación que está viviendo con su ex marido, el futbolista que estuvo en televisión y habló de la crisis

Cinthia Fernández salió a responderle públicamente a su marido Matías Defederico tras las declaraciones que brindó ayer por la mañana. “No vi la nota, pero las cosas que leí me parecieron como raras, no me las esperaba de él”, manifestó la devette.

“Es cierto que lo bloqueé, pero no porque me avisó que iba a estar en LAM. Sino porque la conversación estaba empezando a subir de tono y estaba por empezar una función, y como mi trabajo es muy físico, no tengo ganas de que me pase algo. Tengo ganas aunque sea de pasarla bien y cumplir con responsabilidad con mi trabajo, que es el que me da de comer a mí y a mi casa. Todavía no lo desbloqueé”, aclaró la madre de las tres hijas que tiene el matrimonio.

Y continuó: “Prefiero no contestar porque yo sí tengo mucho que perder. Mis hijas en algún momento van a ver las cosas de las que no me enorgullezco. No tengo ganas de que vean una pelea de sus padres en televisión, me parece que tendría que ser algo íntimo. Me da lástima que salga a hablar ahora cuando muchas otras veces lo necesité, cuando todo un país me decía que me habían engañado, y necesitaba que mi hombre me defienda. No lo comparto y no voy a contestarle mediáticamente. Le dije que no estaba de acuerdo en que vaya a LAM. Me parece que si yo, que trabajo, en los medios, me llamé a silencio… Respeto si lo quiere hacer. Si tiene ganas de pelear, prefiero que lo hagamos en otro ámbito”.

“Tengo 30 mil cosas para decir, tengo una bronca voraz. Me muero por llorar, tengo tanta bronca… Cuando hablemos en buenos tonos, lo desbloquearé. Tengo cosas que hablar, mis hijas y las tiene que ver. Pero no me gusta que hablen de mis sentimientos, ni saber si se terminó el amor para mí o no”, se sinceró en diálogo con Involucrados.

ARTICULOS RELACIONADOS

REALICE UN COMENTARIO