Inseguridad: Habló María Emilia, la “Trilliza de Oro” asaltada

Domingo 3 de septiembre del 2017 - 9:52 am
María Emilia dio detalles del violento momento que atravesó luego de ser asaltada en su casa de un country del distrito bonaerense de Pilar

María Emilia Fernández Rousse, la Trilliza de Oro que fue asaltada en su casa días atrás y que terminó internada tras tirarse del balcón para conseguir ayuda, se refirió al terrible momento que vivió.

“Quiero agradecer de corazón a toda la gente que no conozco y que se ha preocupado, los quiero a todos. La verdad que estoy pasando un momento, que lo debe haber pasado el 99 por ciento de los argentinos, horrible. Uno sueña que no lo atraquen de noche, a las dos de la mañana con un arma y es lo que me pasó a mí. Me solidarizo con todos los que han pasado por lo mismo y peor, porque se dé muchos casos terroríficos”, comenzó diciendo María Emilia.

Y continuó: “Agradezco a la vida, como siempre, que estoy sana, que a mi marido no le pasó nada. Que no tenía ningún nieto, que no estaban ninguno de mis hijos. Si me tuvo que pasar me pasó, y acá estoy, pero realmente estoy muy triste porque esto no se arregla y es mundial”.

Luego reflexionó sobre la necesidad que tenemos de que la justicia cumpla. “Hay que actuar y rápido porque nosotros somos argentinos, somos lo que sea, y necesitamos un poco de Justicia. Y que cuando las cosas se hacen mal hay que pagar, hay que condenarlas, que cumpla su condena y después salga. Pero que los agarren y los condenen eso sería maravilloso y es lo que, creo, todos deseamos para que no vuelva a pasar”, sostuvo.
“En todo el mundo te roban, pero allá los agarran y los condenan. Acá es difícil. Pero hay que encaminarse, concentrarse en eso”, agregó.

Consultada sobre cómo vive tras el violento hecho, explicó: “Tengo días. No puedo dormir, la gente que ha pasado por esto me debe entender. Llorar no puedo mucho porque tengo una contractura en la cervical que fue cuando me tiré, que no fue para escapar como se dijo, incluso me dio mucha gracia. Fui a buscar ayuda porque veía que había cinco personas encapuchadas y yo dije ‘acá nos matan’. No sé lo que sentí, me paralicé, lo único en que pensé fue en pedir ayuda. Después me dio miedo, me temblaba todo. Parece una película de terror, que no te está pasando”.
“Yo me tiré para pedir ayuda. Pensé bien la caída, me tiré como en un tobogán por el alero. Caí de piernas, después de cola, no quería caer boca abajo. Y mirá cómo uno tiene un ángel de la guarda que no tengo un solo raspón en el cuerpo”, dijo.

“Esto no puede volver a pasar, esto tiene que cambiar. No puede ser que nosotros les tengamos miedo a ellos (los delincuentes) y ellos no nos tengan miedo a nosotros. Estas personas tienen que pagar lo que hacen. Por favor, que haya condenas, porque esto no tiene solución si no hay condena. Sí hay solución: hay que buscarlos, agarrarlos y condenarlos”, reclamó a la justicia la exconductora.

Por último, al preguntarle si se les cruzó por la cabeza mudarse, fue contundente: “Jamás. Ni irme de mi país. No van a poder conmigo porque este es mi lugar, yo voy a luchar hasta el último día de mi vida para que la gente viva tranquila. No te digo vivir como Alemania o Finlandia porque nuestra cultura es distinta, pero se puede mejorar la situación. Los gobiernos cambian y no puede ser que no le encontremos la vuelta. Estoy muy triste porque esto no se arregla”, concluyó María Emilia.

ARTICULOS RELACIONADOS

REALICE UN COMENTARIO