La historia de Lolo, el ex guitarrista de Miranda!: “Luciano Castro me hacía bullying”

Jueves 24 de agosto del 2017 - 11:56 am
El músico compartió el colegio con el famoso actor y no tiene muy buenos recuerdos de esa época

Leandro Fuentes, alias “Lolo”, se hizo conocido por su paso por Miranda!, grupo que dejó en 2013. Allí logró algo de notoriedad extra por la canción Don, que en el estribillo reza: “Es la guitarra de Lolo”. Pero su experiencia en la banda terminó de la peor manera y aún hoy está distanciado de Ale Sergi y Juliana Gattas, los cantantes, que además eran sus grandes amigos.

En una nota con PRONTO, Lolo contó qué fue de su vida después de la ruptura musical. Partió a México, grabó un disco, y ahora se lanzó como solista. Pero además, se dedica a su otra pasión, los masajes. Dice que hacer masajes es “pura intuición, como tocar la guitarra” y tiene una lista de clientes fieles, a los que recibe con sahumerios, música, muy buenas cremas y óleo.

En la entrevista Lolo también recordó algo de su juventud, que no fue fácil: “A los 15 años andaba en skate por el barrio: salía con estampados floreados y de noche me delineaba los ojos, tenía un neceser con maquillajes Mac. Era duro para el barrio: me querían cagar a trompadas todo el tiempo. En el colegio era el diferente y tenía ropa o cosas que mis compañeros no tenían”.

“El que me hacía bullying era Luciano Castro. De más grandes él me pedía por favor que no le dijera eso a los medios. Pero yo digo la verdad: cuando era chico me cargaba. Íbamos juntos al Copello de Devoto, él era el más lindo del colegio y el preferido de las profesoras. A mí, en cambio, me echaron de varios colegios por mala conducta e hiperactivo”, contó.

Lolo le dedicó solo unas palabras a sus excompañeros de Miranda!: “Ellos nunca intentaron acercarse a mí, al contrario: yo intenté hacerlo pero Ale no me dio mucha bola. Aunque lo nieguen, ellos echaron a Monoto (Nicolás Grimaldi, bajista): él no se fue por sí solo. Quedaron los dos cantando”.

ARTICULOS RELACIONADOS

REALICE UN COMENTARIO