La tremenda crisis económica y familiar de Silvia Süller

Viernes 7 de abril del 2017 - 7:56 am
“Me voy a ir a vivir al cordón de la calle si sigo gastando mis ahorros”, aseguró la mediática que ruega conseguir trabajo para poder salir de su caótica situación económica

Antes de irse a Mar del Plata a realizar temporada teatral, la rubia tuvo que ir a vivir a la casa de sus padres porque perdió en un taxi cerca de 50 mil pesos.

Ella se había ido a Estados Unidos a vender todas sus cosas y su idea era volver al país, sacar la VISA de trabajo en el país del norte y luego regresar para quedarse allí de manera definitiva.

Habría recaudado cerca de 3 mil dólares con la venta de sus objetos personales y cuando llegó a Buenos Aires se le cayó de la cartera un fajito de dinero que había armado.

Es por eso que tuvo que irse a vivir a la casa de sus padres. Esto se suma a que su papá tiene una grave enfermedad y deseaba que Silvia estuviera cerca.

Así llegó la temporada de verano en Mar del Plata con la obra “Divas Nac & Pop” y todo terminó en un juicio laboral por haberla corrido del elenco sin el aviso previo que marcaba en el contrato.

En su regreso a Buenos Aires, Silvia volvió a hospedarse en el Atlas Tower Hotel (Corrientes 1778) donde abona cerca de 700 pesos de estadía por día.

Fuentes consultadas por este medio aseguran que Süller le pidió a su hermano Guido que la aloje en su casa del country pero este se negó. Además le dijo que no podía prestarle el monoambiente que tiene en calle Corrientes porque lo puso a la venta.

Es por eso que si Silvia no consigue un trabajo en breve se va a comer todos los ahorros y puede quedarse en situación de calle.

PrimiciasYa.com se comunicó con Guido, quien contó: “Hoy con Silvia estamos distanciados. Ella es una persona difícil y no se deja ayudar. Además se porta mal. Íbamos hacer una obra juntos que se iba a llamar El regreso de los Süller y después abandonó todo a último momento”.

Además contó que ella le dejó una deuda importante y pudo saldar hace poco: “Yo fui garante del departamento de Silvia porque ella no es propietaria, siempre alquiló toda su vida. No tenia garante y yo durante 10 años fui garante de ella de sus departamento”.

Y detalló: “El último departamento que alquiló, y sin que yo sepa, dejó de pagar el alquiler, las expensas, el ABL, y ahí se fue acumulando una deuda enorme. Con toda esa plata que no pagó se la quedó para viajar a Miami. También vendió los muebles y parte de su ropa. Cuando ella se fue me llaman de la inmobiliaria diciéndome la cifra, una deuda enorme porque además habían multas e intereses, era casi un cuarto de un millón de pesos. Tuve que poner abogados y pagar a mi abogada Carina Torres y los honorarios del abogado del propietario. Por suerte mi abogada consiguió una rebaja importante y la tuve que pagar. Era tan alta la cifra que le tuve que pedir ayuda a mi papá. Lo pueden chequear porque el departamento queda en Belgrano, en Pampa y Cuidad de La Paz, y hasta hace poquito me lo dejaron pagar en cuotas y pude cancelar la deuda. Deuda que generó ella. Mientras Silvia tomaba sol en Miami yo pagaba la deuda que dejó en Buenos Aires”, finalizó Guido.

ARTICULOS RELACIONADOS

REALICE UN COMENTARIO