Nicolás Paladini contó cómo hizo para conquistar a Rocío Guirao Díaz

Martes 22 de agosto del 2017 - 7:50 am
Cena con su suegra y peluche de coneja gigante de regalo, entre los pormenores de la conquista

Son, probablemente, la pareja del momento. Sexies, con físicos esculturales y éxito en el Bailando, Nicolás Paladini (37) y Rocío Guirao Díaz (33) atraen las miradas de hombres y mujeres por igual.

Y, en su paso por la mesa de Mirtha Legrand, los dos recordaron cómo empezó la historia de amor entre ellos. “Yo la empecé a corretear a Ro por las redes sociales, yo del interior, de Rosario, y siempre trabajaba para el lado de Córdoba, no venía nunca para Buenos Aires. Hasta que me entero que tenía un desfile en Villa María, yo tenía una persona conocida ahí y le dije me tenés que conseguir una entrada para estar en primera fila y averiguame en qué hotel está que quiero estar en el mismo hotel, por supuesto”, arrancó Nico.

“Cuando llego ya había empezado el desfile, era en un teatro. Y bueno, termina el desfile, yo esperándola en la puerta, no salía, no salía. Cuando la llamo por teléfono el desfile había terminado, había salido por otra puerta, estaba con la madre en el hotel, ya habían pedido comida y le digo venite con tu mamá, no hay ningún problema”, continuó el empresario.

“Fuimos a cenar esa noche a un restaurant, que teníamos una reserva, Ro al lado y yo frente a mi suegra. Esa fue la primera vez que nos vimos, y a partir de ahí al fin de semana siguiente la invito a Rosario, yo llego tarde al aerpopuerto, pero de camino le compré una coneja gigante de peluche”, agregó entre risas.

“Me encantó, me pareció tan naif. Viste que hoy en día ¿quién te regala un peluche? Yo morí de amor. Porque acá los porteños son distintos, no te van a caer con un peluche, como que me pareció re romántico”, acotó ella, quien también recordó entre risas que su marido había sido pareja de Jésica Cirio (32). “Le agradezco a Jésica, cuando la vi le agradecí, le dije gracias porque si no fuera por vos no me daba bola nunca”, contó.

“Y bueno, tuvimos un lindo fin de semana, yo después el fin de semana siguiente me fui a Buenos Aires y me quedé en la casa de ella”, concluyó él, ante la mirada enamorada de su mujer.

ARTICULOS RELACIONADOS

REALICE UN COMENTARIO