Pasó lo peor: Marisa Brel habló de la salud de su hija

Martes 12 de junio del 2018 - 6:43 am
Luego de la operación, la periodista brindó detalles de cómo se encuentra Paloma

Marisa Brel pasó unos días de muchísima angustia a causa de la operación a la que debió someterse su hija Paloma, de 15 años, a quien a raíz de un cuadro de hidrocefalia le descubrieron un tumor en el cerebro.

Desde que la adolescente fue internada en la clínica Fleni del barrio de Belgrano, el jueves último, la periodista sólo dio información a través de Instagram, pero ayer, ya más aliviada por la evolución de Paloma, aceptó hablar frente a las cámaras de televisión.

“Fue una pesadilla. Creo que lo agarramos justo, fue un milagro”, declaró Brel en “Los Ángeles de la mañana”, el ciclo que conduce Ángel De Brito en la pantalla de El Trece. “¡Imaginate que te digan que tu hija tiene un tumor en el cerebro! Todo lo negativo se vino de golpe. Me asusté muchísimo”, agregó.

Luego, Brel explicó cómo fue la cirugía a la que se sometió Paloma para que pudieran drenar el líquido y contó qué le explicaron los médicos respecto del tumor que tiene su hija. “Le hicieron una perforación en el cráneo -precisó-. El tumor es chico, pero molesto. Está en una zona imposible de llegar y está rodeado de todo el sistema nervioso, por lo que no se puede hacer ni una biopsia. Perforaron el tercer ventrículo, hicieron un paso para que el líquido vaya para la médula. Funcionó muy bien”.

“El tumor no es nuevo, puede ser que tenga años -siguió detallando Marisa-. Como es troncal, no afectaba nada. Se supone que es benigno. La oncóloga me dijo que vamos a hacer el tratamiento pero sin rayos ni quimioterapia, sino por imágenes. Me dijo que el tumor debe haber crecido en los últimos meses y se empezó a acumular el líquido que tenía que pasar a la médula. ¡Eso era terrible, dos días más y no sé qué hubiera pasado! No quiero ni pensarlo porque me aterra”.

Más tarde, en diálogo con “Intrusos” (América), Brel manifestó: “Estoy emocionadísima por el amor que le han dado a mi hija y por el respeto que han tenido”.

En ese mismo programa, la periodista contó cuáles fueron los síntomas de Paloma que hicieron que ella y el papá de la adolescente, Carlos Evaristo, advirtieran la necesidad de recurrir a una consulta médica.

“Paloma está bien, está de buen ánimo, que eso es lo más importante -dijo-. Fue todo inesperado, ella venía con algunas cosas que nos llamaban la atención a mi marido y a mí, como que caminaba raro, sin equilibrio. En la escuela me decían que parecía desvitalizada y también se había caído un par de veces, sin mareos y sin perder el conocimiento”.

“En mi vida se me habría ocurrido que tenía algo así, yo pensé que estaba anémica -contó-. El jefe de pediatría de una clínica pensó en hacerle una resonancia para ver si tenía un pinzamiento en la columna… Por eso también hablo, por un lado por gratitud por cómo se han portado todos, pero también para que tomen conciencia de que tenemos estar muy atentos a nuestros hijos”.

ARTICULOS RELACIONADOS

REALICE UN COMENTARIO